Ahora que llevamos tanto tiempo en casa cada vez tenemos más ganas de salir, disfrutar del sol, la brisa y el mar. Y más aún si tenemos en cuenta el lugar privilegiado en el que nos encontramos, un pueblecito idílico de la costa andaluza. Si ya estás pensando en cómo vas a aprovechar el buen tiempo te dejamos 5 cosas que hacer en La Herradura que no querrás perderte.

La Herradura, paraiso junto al mediterráneo

La Herradura es la encargada de hacer nuestras delicias junto al Mediterráneo, un pequeño paraíso encajado entre los saliente de Cerro Gordo y Punta de la Mona del que no queremos salir nunca y del que ahora más que nunca queremos disfrutar. Nuestra ruta comienza precisamente en la playa. Con 2 kilómetros de extensión podemos darnos ese chapuzón que tanto ansiamos, tumbarnos en su arena de piedra fina y guijarros y disfrutar de las cálidas temperaturas. 

Si eres un poco más inquieto y te gusta estar en contacto directo con la naturaleza no puedes dejar de visitar los acantilados de Maro-Cerro Gordo. Se trata de una serie de calas y acantilados con 250 metros de desnivel, erosionados por la fuerza del agua durante el paso del tiempo por las que hacer diferentes rutas de senderismo para conectar con la naturaleza.

Un fondo marino digno de admirar

Eso nos lleva a nuestra siguiente actividad. El buceo. La zona está repleta de negocios dedicados al submarinismo, con el que podremos adentrarnos en las profundidades del Mediterráneo y disfrutar de toda la belleza que se esconde en el. Bajo el agua desaparecen los ruidos y el estrés de nuestra vida cotidiana y la experiencia se convierte en algo único.

Si después de estas tres actividades sientes que necesitas un descanso entonces ha llegado el momento de hacer una visita a los numerosos chiringuitos de La Herradura. No hay nada como poder disfrutar de pescado fresco, una ensalada con productos de la tierra o algún plato típico disfrutando del sonido de las olas y con los pies en la arena. Todo un lujo.

Un pueblo con esencia

Un imprescindible sin duda es recorrer el casco histórico. Perderse en sus calles estrechas y empedradas, silenciosas y mágicas, con casas encaladas decoradas con mimo repletas de macetas con flores. Paseando por esta zona podrás encontrar lugares llenos de artesanía y esencia del mediterráneo. 

Sin duda La Herradura deja una huella en todo aquel que la visita. Y si además tienes el privilegio de poder vivir en ella entonces podemos decir con toda seguridad que es un paraíso que nunca defrauda. Por eso, nuestro residencial Icon Marina está ubicado en este maravilloso lugar, para que puedas volver a conectar y disfrutar de la auténtica esencia del Mediterráneo.